4/7/17

Cuando estoy sin vos

Cuando siento que el mundo es un agujero negro 
que comienza en mi pecho y se desliza esquivo 
cuando por el rabillo del ojo  miro algún color,
en su serpenteante  camino ensombrece la mirada 
cuando la sonrisa se asoma 
por una melodía preciosa que alcanzo a oír .

Son minutos y son días donde todo tiene tu nombre 
que bailotea con descaro 
impidiendo que olvide que no estás aquí.

Y empieza la rutina de mirar más allá de las historias 
que se tejen en el aire que atravieso al caminar,
pero ellas se deslizan con la brisa y se enredan en mis piernas 
evitando que las pueda ignorar.

Sigo las miguitas que me deja la cordura 
y me recuerda cada tanto entre recodos de tontuna, 
que no demore mi estadía extasiada en un deseo
porque destilan gotas de rocío 
que otros insisten en llamar lágrimas contenidas.

Me detengo siempre que mi lengua quiere verbalizar el silencio
y grito si mis manos se empeñan en escribir 
que tu ausencia coloca un candado en el pozo que va guardando 
todo lo que de vos quiero y deseo.

Y te busco , te llamo y espero que en algún momento 
te des cuenta que te espero, en un pequeño guiño, en un gesto, 
si, son deseos que se afincan en el centro de mi pecho 
y como nunca duermen siento que se alborotan,  crecen, pesan y lastiman 
como una piedra con filos que nunca se suavizan.

Y guardo la ilusión en un trastero en el fondo de mi alma 
detrás de todo lo que me recuerde que no sé nada de vos 
hasta que pregunto para acallar la preocupación  
que la tengo amordazada en un desierto de silencios al lado de mi razón.

Cuando siento que el mundo es una niebla espesa 
solo puedo verte a vos,  y estoy casi segura 
que la mayoría de las veces,  eres el espejismo más dulce 
que me guía sin palabras fuera de mi dolor.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ----fin addthis----